recomendaciones de como conservar el café en casa
THE ZIBA CLUB

THE ZIBA CLUB

Cómo conservar el café en casa

Como con cualquier otro producto seco (no perecedero), no solemos adquirir pequeñas cantidades cuando vamos a hacer la compra. Lo que hacemos es comprar cantidad significativa para poder tener producto suficiente. Lo mismo sucede con el café, sobre todo los más cafeteros. Pero luego nos hacemos la pregunta de cómo conservar el café en casa.

Para guardar el café en casa debemos tener en cuenta no solo en qué formato lo adquirimos, sino también la necesidad de guardar todas las características organolépticas para disfrutar de ellas cada vez que hagamos un café.

La conservación del café es tan importante como la de otro producto. Vamos a ver una serie de cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de comprar el café y que afectarán  a la conservación del café en casa.

Tostado del café reciente

Es importante que, cuando adquieras café, haya sido tostado lo más reciente posible. ¿Por qué? Porque el grano conserva durante más tiempo el sabor y el aroma.

Una vez que el grano se haya tostado, es importante consumirlo lo antes posible

Pero, ¿cómo sé cuando se tostó el café que voy a comprar? No es fácil, ya que no aparece en los paquetes que suele haber disponibles en los lineales de alimentación.  A veces puede indicar la fecha de envasado, con lo que tendrás una referencia.

Lo mejor es que, siempre que puedas, compres en pequeños tostadores especializados. Cada vez hay más empresas en el sector que se dedican al tueste y venta de café de calidad. En nuestra web tienes varias opciones con las que recibirás en casa café recién tostado.

Muele el café en casa

Ya comentamos en otro artículo del blog de Ziba que puedes comprar café en grano o café molido sin miedo a que el molido no sea café ‘fresco’. Hoy en día los especialistas en café respetan mucho ambos formatos.

Pero si que lo quieres es mantener todos los aromas y la frescura, lo mejor es que compres siempre café en grano y que lo muelas en casa. El café en grano siempre se conserva mejor. 

Para moler el café en casa, tienes varias opciones. Si tienes un molinillo de muelas, perfecto. Pero también puedes usar un molinillo de aspas o cuchillas. O,  si tienes algún robot de cocina también puedes utilizarlo. Estos no están pensados para moler café, pero así no comprarás un electrodoméstico más.

 Dónde guardar el café en casa

Y aquí está uno de los mayores errores que cometemos cuando guardamos café en casa. Vamos a empezar con dos cuestiones clave para conservar el café en casa: el calor y el oxígeno son los grandes enemigos de un grano de café.

La temperatura oxida y hace que el grano pierda aroma y sabor.

Por otra parte, el café tostado es hidrófilo, esto quiere decir que absorbe humedad con facilidad. Por lo que si te decantas por la conservación en el frigorífico debes tener cuidado en cómo lo conservas. 

Entonces, ¿en qué zona de la casa debemos guardar el café?

En la cocina mejor que no. Es un sitio húmedo y con diferentes fuentes de calor como los hornos, tostadores, microondas, etc. Y también con humedad, ya sea por la cocción de diferentes comidas.

Nuestra recomendación es que lo guardes en un recipiente hermético que no deje entrar luz. Hoy en día las empresas especializadas ya ofrecen su producto en bolsas con cierres herméticos para conservar el café en buen estado.

 No abrir el paquete hasta su consumo

Al adquirir café, ya sea en grano o molido, siempre recomendamos que tengas en cuenta la cantidad que consumes. Porque si no, se echará a perder en casa. Si tu consumo es reducido, compra siempre cantidades pequeñas (unos 250 gr.). 

Una vez que lo tengas en casa, procura no abrirlo hasta su consumo. Y una vez abierto, consérvalo como hemos comentado anteriormente. Un truco que te damos es el siguiente: Divide la cantidad de café en varios recipientes para no estar abriendo y cerrando y así conservar durante mucho más tiempo su sabor y aroma. 

 Cuidado con otros olores/sabores

Sobre todo si guardas el café en la nevera o en la despensa. Ten en cuenta que en la cocina tenemos otros alimentos/productos con fuertes olores y sabores, como especias. Estos aromas  pueden afectar al café y mezclarse con ellos.

En la nevera, por ejemplo, ten cuidado con los pescados, carnes, etc. Que pueden transferir sabores y olores al café.

 No te olvides de…

Lo que tienes que tener siempre en cuenta a la hora de conservar el café en casa para disfrutar de él siempre en perfectas condiciones organolépticas para saborear al 100% su sabor y frescura es:

  • Comprar la cantidad exacta que necesites o que vayas a consumir a corto plazo. Desde Ziba te recomendamos nuestra opción de suscripción mensual en la que podrás tener café recién tostado (y molido de ser el caso) para que tengas café fresco cada mes.
  • Priorizar la compra de café en grano para moler la cantidad necesaria justo antes de su consumo
  • Conservar el café en un lugar fresco alejado de olores y sabores fuertes.
  • Usar recipientes herméticos o que te permita cerrarlo de manera óptima.

¡CONVIÉRTETE EN ZIBARITA!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

close

¡CONVIÉRTETE EN ZIBARITA!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

COMPARTE ESTE POST

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email
¿Tienes alguna pregunta ?