Cómo hacer café en cafetera italiana - Todos los trucos - ZIBA
como-hacer-cafe-cafetera-italiana
THE ZIBA CLUB

THE ZIBA CLUB

Cómo hacer café en cafetera italiana

¿Quién no tiene o no ha tenido en casa una cafetera italiana? Es uno de los pequeños electrodomésticos  que siempre ha estado presente en cualquier cocina familiar. Aunque últimamente cada vez ganan más terreno las cafeteras de cápsulas o las super-automáticas, esas que muelen el café al momento y te lo sirven directamente. Si le preguntas a tu madre, te confirmará que el mejor café se hace en cafetera italiana, por lo que hoy vamos a explicaros cómo hacer café en cafetera italiana y los trucos que tienes que llevar a cabo para que te salga perfecto.

¿Cómo funciona una cafetera italiana?

Antes de ponernos con la parte más práctica, que es hacer el mejor café en tu cafetera italiana, vamos a ver cómo funciona y por qué esta máquina hace un café tan delicioso.

Podemos afirmar que es uno de esos aparatos en los que se ha elaborado un mecanismo de funcionamiento simple y a la vez ingenioso poniendo en práctica la ingeniería simple para que sea aplicable a la economía doméstica.

Si separamos las partes en las que se compone, vemos que se compone solo de tres piezas: la base, una cámara depósito, el cacillo para el café, o también llamado embudo, y la parte superior, una cámara que tiene forma de jarra en la que se almacena el café hecho y que consta de un filtro y una goma en su parte inferior.

Funcionamiento de la cafetera moka

Cuando ponemos la cafetera encima de una fuente de calor, lo que hacemos es aumentar la temperatura del agua hasta los 90 °C, generando una presión que hace subir al agua antes de que llegue a ebullición.

El agua caliente sube y pasa por el cacillo en el que está el café, infusionando el mismo. Una vez pasado por este embudo, continua su ruta ascendente, traspasando el filtro, que impide que se cuele café y solo pase el agua infusionada. El último recorrido de esta agua, que ya es café, es por la chimenea de la jarra superior, en dónde se almacenará hasta su consumo.

Si es la primera vez que usas la cafetera…

Como con cualquier electrodoméstico, siempre es recomendable lavarlo previamente a su uso. Primero por la fabricación, luego por el transporte y también piensa que previamente pudo haberla toqueteado otra persona en tienda. Por lo que está bien que la pases por agua tibia o caliente. No recomendamos que emplees ningún tipo de jabón/lavavajillas

También es bueno que hagas un primer café, pero no lo tomes. Deséchalo. Esto te ayudará a limpiar bien la cafetera italiana por dentro, pasando el agua por todos los orificios internos. Si no quieres utilizar café, puedes solamente hacerlo con agua, aunque lo mejor es que haya café en el cacillo para que el agua al subir tenga esa presión y suba el café por la chimenea. No será lo mismo el peso del agua que el peso del café.

Cómo hacer el café perfecto en cafetera italiana

La elaboración de café en este tipo de cafeteras es sencillo. Solo tienes que tener en cuenta una serie de cuestiones:

El café:

Que te vamos a decir que no sepas. ¡Eres un zibarita! Pero vamos a recordarte que lo importante siempre es la molienda del grano. En este caso, necesitamos un punto óptimo para este sistema de cafetera.

En nuestra web podrás encontrar una selección de cafés con la molienda perfecta. Ojo con la cantidad que compras. Es mejor que compres menos cantidad y más veces para que no se oxide y no pierda aroma. Con nuestra suscripción mensual, nosotros te enviaremos café todos los meses para que tengas café recién molido en tu casa.

El agua:

Te aconsejamos que el agua que añadas esté caliente. Esto mejorará la calidad del resultado final. Puedes hacerlo con un cazó al fuego o en el microondas. Añade el agua caliente siempre por debajo de la válvula.

¿Por qué usar agua caliente? Para no estropear el café antes de que pase el agua por él. En la base de la cafetera se va a producir una subida de temperatura importante y puede quemarlo si tarda mucho en calentar el agua para su evaporación.

Café en el cacillo:

Llena el cacillo de café molido, siempre sin hacer presión. No es necesario que compactes el café, ya que impedirás que suba el agua.

Te recomendamos que llenes el cacillo fuera de la base y que, cuando lo tengas lleno, lo coloques sobre el agua. 

Cierra la cafetera:

Une la jarra con la base, sin quemarte (ya que el agua debería estar caliente) y sin tirar café del embudo. Antes de hacerlo, debes comprobar que la goma está en buen estado (por el uso puede haberse agrietado o roto). No te pases con la fuerza y no la agarres por el asa.

Pon la cafetera al fuego con la tapa abierta:

Pon la cafetera sobre la cocina a una temperatura media. Y sí, con la tapa abierta. Esto es un detalle que en España no solemos hacer.

¿Por qué con la tapa abierta? Para que no se caliente tanto el café y obtenemos un sabor exquisito.

Tapa y sirve el café:

En cuanto el café esté listo, apaga el fuego, tapa la cafetera y sírvelo inmediatamente para disfrutar de todo su aroma y sabor. No recaliente este café, perderá todas sus cualidades organolépticas.

¿Cómo sé que tengo el café listo?

¿Te acuerdas del ruido que hacía la cafetera de tu madre en casa por las mañanas? Eureka. Ese es el instante en el que tu café está listo para tomar. Ese ruido tan característico te indicará que toda el agua que has puesto ya está arriba.

Otro indicador es que se formarán burbujas en la jarra superior, debido a la presión que está ejerciendo el calor en la base. 

La máquina que revolucionó la elaboración de café en casa

El origen de la cafetera italiana no fue casuístico. Todo lo contrario. Ya sabes que los italianos son los grandes promotores de la cultura cafetera. Por lo que, como no podía ser de otra manera, también son los inventores de esta máquina (de ahí que se le llame italiana). En concreto, su inventor fue Alfonso Bialetti, ingeniero que diseñó y patentó la revolucionara cafetera en 1933.

¿Y cómo surge la cafetera italiana?

En los años 30 estaban perfeccionando las máquinas de expreso profesionales, pero se habían dado cuenta de que todavía no existía un aparato con el poder elaborar un café de buena calidad en los hogares. Lo que se llamaría hoy en día ‘democratizar la cultura cafetera en cualquier cocina del mundo’.

Esta primera cafetera se bautizó como Moka Express y estaba elaborada en aluminio (como esas que podemos haber visto en casa de nuestros abuelos). El diseño casi no ha variado desde aquel instante. Es cierto que en los años 30 estaba en apogeo el art deco, por lo que esa primera máquina estaría inspirada en ese estilo. Sin embargo, hoy en día podemos encontrarla en todos los formatos, colores, tamaños e incluso materiales, aunque el más habitual ya es el acero inoxidable.

Ahora que sabes cómo hacer el café perfecto en una cafetera italiana, vas a poder ser tú la persona encargada del café en la próxima comida familiar. Solo te falta llevar el mejor café para que sea todo un éxito.

En nuestra tienda online de Ziba.club podrás encontrar cafés de alta calidad. No te preocupes por el formato o el tueste, podrás seleccionarlo según tus gustos y preferencias. Nosotros nos encargamos de todo y te lo enviamos a donde quieras.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
¿Tienes alguna pregunta ?